Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu
Teenage Fanclub para un sábado del Primavera Sound 2017 de lujo

Teenage Fanclub para un sábado del Primavera Sound 2017 de lujo

_ Crónica del sábado del Primavera Sound 2017

Si el jueves destacábamos el #unexpectedprimavera de Arcade Fire, el viernes la sorpresa de Mogwai, el sábado nu tuvo un #unexpected tan sonado _ fueron Haim_ pero Teenage Fanclub nos hicieron muy felices a unos cuantos en ese sábado del Primavera Sound 2017Bueno, cada uno tiene sus favoritos, hay casi tantos festivales dentro del festival como asistentes, y eso es lo bueno de un Primavera Sound que cada vez es más ecléctico y llega a más tipos de público.

Comenzamos pronto, a las 5, para ver a Surfin’ Bichos en el escenario “hidden stage de Heineken”, o lo que es lo mismo, bajo un garaje. Alfaro, Pascual y compañía tocaban íntegro su disco más conocido, “Hermanos Carnales”, celebrando su  … ¡25 aniversario!. Lo tocaron entero casi en orden aunque acabaron con final “Fuerte”, su super “hit” antes de cerrar con “La Estación de las lluvias”. Muy en forma les vi metiendo tralla, así da gusto. Los “locales” y algún güiri despistado lo disfrutamos de lo lindo.

Pasamos un rato por Shye Ben Tzur & the Rajasthan Express en el escenario Ray-Ban. Mi favorito y que este año he pisado poco. La propuesta encantó a la mayoría pero yo reconozco que no tengo paciencia para según qué ritmos. Se trata del super grupo del israelí Shye Ben Tzur, junto a una veintena de músicos indios y, ojocuidado, al guitarrista de Radiohead Jonny Greenwood. Pero, lamentablemente él no estaba y yo no aguanté mucho.

Pond tocaban de nuevo, esta vez en “Mordor”, en el escenario Mango, pero tras haberles visto de un modo tan privilegiado el día anterior, verles de día y rodeados de gente en vez de entre pocos, pues fue un poco deslucido. Así que decidimos pasar un poco de puntillas y coger buen sitio en el otro escenario grande para Van Morrisonotro de estos ilustres nombres que tenemos la suerte de que el Primavera incluya en su cartel cada año. No soy especialmente fan del “león de Belfast”, como le llaman, pero me pareció un plan perfecto para primera hora de festival. Y pudiendo ver a alguien tan mítico y visto los pocos que nos quedan a esos niveles, merecía la pena estar ahí. Muchos lo pensamos porque estaba lleno. Con su saxo y su micrófono dorado _ ¿de oro?_ estuvo con semblante serio pero correcto. Una excelente banda y coristas y un puñado de temazos como Moondance o, casi al final una versión swing de su archiconocido “Brown Eyed Girl”.

Salimos pitando literal a coger buen sitio para uno de nuestros grupos favoritos, Teenage Fanclub quienes se prodigan en directo menos de lo que nos gustaría. Tras una gira en febrero por salas _ mis compañeros de bolo estuvieron en primera fila del Antzonki Bilbaíno_ estaba cantado que su ausencia en Barcelona era porque eran carne de Primavera. Y, efectivamente, esta vez sí pude volverles a disfrutar en concierto. Los escoceses, capitaneados por el afable Normal Blake nunca fallan. Ni con todos los temas _ no hay uno malo y eso que faltaron unos cuantos_ ni siquiera en su último trabajo, “Here”, que sigue siendo estupendo.  Sonaron ‘Start again’, ‘Don’t look back’, ‘About you’, ‘Star sign’, ‘The concept’ o ‘Sparky’s dream’. Casi nada.  A la vez Metronomy hizo que estuviéramos menos de los esperando en el escenario Primavera _ los puretas probablemente _ pero al salir las caras eran de satisfacción y sin duda me atrevo a decir que fueron parte de los triunfadores d ella jornada. Buen sonido, perfecta actitud y muy buen rollo, fomentado por sus compatriotas entre el público _ cómo molan los escoceses_ y por las ganas que teníamos los presentes. Por favor, que no tarden tato en volver.

Seu Jorge y su propuesta de “Life acuatic” merecían mejor sonido, eso es así. La idea fue buena: Ante la imposibilidad de que toque ya David Bowie _ snif_ el brasilelo interpretando la banda sonora de la película de Wes Anderson con clásicos de Bowie_ de hace 15 años_ se antojaba algo memorable. Pero, quizá hubiera sido perfecta en el auditori, aunque menos democrático. Sitio que, por cierto,e s al primer vez en ¿once?años que no piso. La verdad es que algo fallaba y se oía más el escenario Pitchfork que al propio Seu Jorge, así que acabamos cenando sentados y solo medio viendo-oyendo parte del repertorio.

 

De camino a _intentar_ coger medio buen sitio para Arcade Fire vimos por pantallas algo de la actuación de Grace Jones. Para muchos de lo mejor del festival. La verdad es que no conozco ni un solo de sus temas y no hubiera seguramente sabido apreciarlo. O sí, quién sabe, pero no me dio por ahí.  Tras el genial concierto del #unexpectedprimavera del jueves, lo de Arcade Fire estaba claro que iba a ser un pequeña decepción. Lo fue el tener que ver la actuación por pantallas ya no era lo ideal, pero que el viento hiciera que no pudieran levantarse fue una pena. Desde lejos se intuía una escenografía sobria y bonita con sombras y siluetas. El set list empezó con “wake up”, con la que antes terminaban y que no tocaron el jueves, pero el resto fue muy parecido. Con alguna sorpresa como volver a escuchar “Neon bible” en directo tras muchos años sin tocarla. La verdad, fue peor que el jueves, claro, lo de segunda fila fue increíble, y peor que el razzmatazz que fue también un “petit comité” pero mucho mejor que en su actuación de hace 3 años en la gira del Reflector. El formato “nos dejamos de disfraces y de pseudobakalado”les sienta de maravilla, creo que el nuevo disco va a reconciliarme un poco con ellos y es que “Everything Now” ya es un super hit recién estrenado. Terminaron con ‘Windowsill’ y fue maravillosamente bonito.

Las hermanas Haim fueron el #unexpectedprimavera del día, y presentaban también en exclusiva disco nuevo “Something To Tell You”. No son santo de mi devoción_ ya me las trague aquí y en Oporto la otra vez y tuve empacho suficiente _ pero seguro que llenaron el Rayban.

En cambio, Against Me (Adidas) y Japandroids (Primavera)  fueron una idea magnífica para los que preferimos rock.  Sobre todo los segundos me gustan mucho pero es cierto que nunca me han vuelto a poner patas arriba como la primera vez que los vi. Para ser solo 2 suenan brutales, sí , pero algunos de sus hits me resultan más flojos que en la versión de studio,

 

Acabamos en !!! (chk, chk, chk)   tras ver el final de Operators en el  escenario “backstage” que tantas alegrías nos ha dado este año. Nunca fallan pero el cansancio y el saber que el bebé hace diana hicieron que no forzara y por primera vez no acabara con Dj Coco como es tradición. Seguro que fue como siempre un momento cargado de emotividad de “qué bien lo hemos pasado” pero “esto se acaba”. Y llega le depresión post Primavera. Algún año la hemos superado yendo al de Oporto. Al final se nos pasa, al final, ya no falta tanto para el Primavera Sound 2018

_ Crónica , Marta Vélez Arce. Fotos de Garbine Irizar, Eric Pamies y Sergio Albert cortesía de Prensa Primavera Sound

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>