Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu
The Flaming Lips triunfadores del Vida 2017

The Flaming Lips triunfadores del Vida 2017

The Flaming Lips han sido los triunfadores un Festival Vida 2017 que sigue apostando por la calidad antes que la cantidad y que pese a haber crecido no se ha notado en temas de comodidad.

Otro años más volvemos de Vilanova i a Geltrú con una sonrisa. Esta es nuestra crónica del festival Vida 2017, pero el Vida es mucho más que un festival. El nombre, sin duda, no lo pusieron al azar. El  “esto es Vida” pasó por la cabeza de todos los asistentes. En la de esa amiga que vino de Madrid porque su marido nunca había visto a los Flaming Lips y “¿dónde mejor?”, en la de los que por fin se animaron a venir tras leer nuestras crónicas año tras año y oírnos decir maravillas, en los que han venido arrastrados por alguno de los muchos reclamos del cartel y, por supuesto en los que somos fieles a un festival que nos encanta, por mil razones.

¿Qué decir que no hayamos dicho ya en todas nuestras crónicas? Coincidimos cada año en elogiar el buen sonido en cada escenario, en lo bonito de la ambientación  _ este año dedicad a “life Acuatic” de West Anderson_ , y en lo cuidado que resulta todo. También es ya recurrente el cero stress que supone la disposición de escenarios y los horarios, que permiten ver casi todo, y en lo maravillosamente bien que sienta poder ponerte en primera fila tranquilamente si te apetece sin agobio ninguno. Del mismo modo que por muy atrás que estés, siempre verás bien. En el Vida nadie empuja, no hay guiris borrachos, todo el mundo es amable y el buen rollo se contagia. Este Vida 2017 no ha sido la excepción y hemos vuelto de nuevo con una sonrisa en la cara y muchos buenos momentos en la memoria.

Entrando en terrenos más personales, el Vida es un festival que en el caso de quien escribe, ha sabido adaptarse a nuestras circunstancias. Es el segundo año que venimos con bebé y es perfectamente compatible y está realmente preparado para ello. Así da gusto, poder seguir disfrutando de la música y _al menos intentar _ meter el gusanillo a las generaciones futuras. Por muy pequeños que sean los estímulos les encantan y os aseguro que se lo pasan de miedo. El espacio “Niu”es todo un acierto pero en general todo está muy preparada para que se pueda disfrutar del festival tengas la edad que tengas.

Os contaremos a continuación qué nos han parecido los diferentes conciertos de los que hemos podido disfrutar. No pudimos estar el jueves pero nuestros “enviados especiales” nos dijeron que fue una jornada perfecta de disfrute absoluto donde pudieron bailar con los australianos Parcels y gozar con el _ ya sabemos_ directazo de los franceses Phoenix que presentaban nuevo disco, “Ti Amo”. 

_ VIERNES  30 Junio 2017

Salimos de Barcelona con intención de llegar lo antes posible pero entre check in de los Bungalows y un autobús que en vez de cada media hora pasó cada una _único “pero” de todo el festival_ acabamos entrando ya hacia las 9. No había colas para las pulseras así que en cuanto pudimos, cerveza en mano, buscamos  a los amigos para disfrutar de Dr Dog. Un concierto que nos encantó, enérgico y divertido d un grupo que lleva casi veinte años sobre los escenarios pero que nunca había visto. Encuentros en el recinto de la Masia d’en Cabanyes _ qué fácil es quedar y verse en el Vida_, niños bailando con sus cascos y gente maja que se acerca  a hablar  “esto es Vida”. Aunque no hayamos llegado ni a Pavvla, Lídia Damunt o La Iaia.

Devendra Banhart es guapo, lo sabe y potencia, pero de un modo mucho más casual que como hace unos años hizo Father John Misty. Supo llevarlo bien e incluso colgar en el micro una de las bragas que le lanzaron desde el público. Porque al margen de estas consideraciones más superficiales, es un gran músico que además se rodea de una muy buena banda incluyendo a Tim Presley de White Fence. Se atrevió con una versión en castellano de “Sound & vision” de Bowie y no olvido sus temas de amor y desamor que tanto nos gustan. La verdad es que esta vez no supo quizá enganchar de todo a un público algo más frío de lo normal.

 Real Estate nunca fallan. Da igual que les veas en la minúscula 2 del Apolo _ ¡qué recuerdos! _ o en un escenario grande de un festival. Son, simplemente, impecables. No necesitan artificios ni escenografías ni nada para enganchar. Solo temas sencillos, sinceros y certeros. Acabaron con la pegadiza “It`s real” y el público cantando “oh, eo, ohh, ohh ohh”. Cómo nos gustan los coritos…

Lo de Flaming Lips es de traca. Sabes cómo van a empezar, cómo van a acabar, sabes que “sacarán la bola”, que se disfrazarán y que el set list probablemente no cambie mucho de la última vez que les viste, de la que, por cierto, hace ya demasiado. Pero lo que sabes y por eso no dudas en estar ahí ,es que va a ser una experiencia absolutamente fascinadora y que no vas a poder quitar la mirada del escenario ni va a haber tregua. El sonido fue perfecto, tan atronador de cerca que se te metía por los poros. Y que se oía desde el camping, o eso te decía el padre de la criatura que se había ido pronto. Empezaron con “Race for the Prize “ y el espectáculo de luces, globos y colores. Wayne Coyne subido a un unicornio en “ There should be unicorns”f ue enorme, igual que ver a un fan entre el público con otro hinchable. Pese a las muchas veces que les he visto nunca había estado tan cerca de la bola y eso es algo que solo puede suceder en el Vida. Fue maravillosa la versión de “Space oddity “ de Bowie que hizo desde dentro de ésta y entre el público. Para acabar, como no puede ser de otro modo, ese canto a la vida y a la jodida realidad de lo corta que es que es “Do you realize??”. Que levante la mano quien no se emocionó al menos un poquito. Yo, lo reconozco, mucho.

Después, La Casa Azul, o, lo que es lo mismo, el proyecto del versátil Guille Milkyway. Esta vez se trajo banda, así que se intuía que iba a ser un concierto de los de recordar. Y así fue: si eres muy fan, como varios de nuestros amigos, sin duda fue perfecto. Incluso para los que como yo solo se saben algunos temas_ cuatro o cinco_ fue toda una sorpresa lo bien que lo pasamos con la fiesta y el petardeo elevados a la máxima expresión. Temas con letras buenísimas como “Podría se peor” acaban siendo una fiesta en directo  y lo que nadie puede negar es que ese final con ese temazo atemporal que es “La revolución sexual” fue totalmente increíble. Todo el festival cantando a la vez, brazos en alto y en medio una alegría general contagiosa. Una pena no poder ver a Shame, que coincidían y me apetecían mucho, pero creo que hice bien en guiarme por el corazón y disfrutar con los amigos de esos momentos.

No soy fan de John Talabot y por mucho que mis amigos me intenten convencer que eso “no es bakalao” yo oigo esas bases y no puedo… Aunque me parezca perfecto que el festival apueste por cerrar con “zapatilla” eché de menos una opción más clara de “djs” de pop, rock y temazos. Los “End Of The Road” djs, del festival inglés de igual nombre y excelente cartel,  consiguieron que junto a la crep de nutella a las 4 de la mañana el final de la jornada fuera casi perfecto.

_ SÁBADO  1 Julio 2017

El espacio “Niu” el año pasado lo pisamos poco porque nuestro bebé era muy pequeño, pero este sábado del  festival vida 2017 fuimos pronto para disfrutar de esta zona para los más pequeños. En medio del bosque hay un camino donde se esconde este “nido” con zonas de juegos sensoriales, árbol de los deseos, talleres para niños y zona de lectura. Además, cuenta cuentos y muchos instrumentos musicales. La verdad es que para nuestros hijos fue perfecto y mientras la mayoría del grupo de amigos dormía la mona _ perdón, la siesta _ pudimos aprovechar las primeras horas del festival con nuestros hijos. También pudimos escuchar a un grupo haciendo estupendas versiones para que se vayan metiendo en materia. La verdad es que nos gustó mucho. También al ir pronto, pudimos pasear tranquilamente y tomar una cerveza e incluso comprar en alguno de los puestos del market.

Los concierto del sábado de Rosalía en el escenario El Vaixell junto a Raül ‘Refree’, mezcla de flamenco y rock, superó todas las expectativas y el escenario y alrededores se quedaron muy pequeños. Mishima son profetas en su tierra y por eso son capaces de congregar a buena parte del festival con su pop folk en catalán.

Fleet Foxes son un grupo de Auditorio. Ahí los vimos hace unos años y ahí les recordaremos como una experiencia maravillosa. Porque su propuesta es BUENÍSIMA y su sonido es impecable, e incluso pegan más que mucho en un entorno tan idílico. Pero, quizá no era la mejor hora pero hubo momentos en los que se escuchaba más al público que a ellos. El nuevo disco era un reclamos pero la mayoría pareció estar esperando los clásicos del primer disco, sobre todo “White winter hymnal” con los cuales sí consiguieron en parte ese silencio necesario para poder escucharles. Sin duda, un concierto precioso pero que fue probablemente un poco “bajona” casi rozando la media noche.

Jagwar Ma es un grupo de opiniones encontradas. Desde amigos que opinan que fueron los triunfadores del Vida 2017, a otros que hacían el chiste de “Shahuarma no valen un durum”. Sea como fuera, la propuesta bailable de los australianos sí que fue perfecta para revivir y hacer que la noche siguiera con fuerza.

Para cerrar, estuvimos en el nuevo espacio llamado Vida Club , con una programación compuesta exclusivamente por DJs, donde  pudimos bailar con Eneida Fever entre otros.

Un año más, volvemos muy felices de Vilanova. Y eso que el domingo no nos pudimos quedar y disfrutar de los concierto en la Daurada…Incluido el de nuestro adorado Josh Rouse que era el artista sorpresa. Un festival que sin duda es de las citas imperdibles del verano y que ha sabido crecer sin por ello mantener su esencia. Han prometido que seguirán esa línea y estamos seguros de que así será.

Por cierto, desde hoy miércoles 5 de julio saldrán a la venta los primeros abonos del VIDA 2018 , con Nick Mulvey ya confirmado, al precio reducido de 60€. Los abonos Wild Side también saldrán a la venta a 150€. Ya sabes, el que avisa no es traidor y las dos últimas ediciones se han agotado tiempo antes…

_ Crónica  Marta Vélez con la ayuda de Jorge Herrero. Fotos cortesía de prensa Festival Vida de los fotógrafos Christian Bertrand,  Mika Kirsi y Rafa Rubiales.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>